DECLARACIÓN DEL MOVIMIENTO LAUDATO SI’ sobre la expansión de los combustibles fósiles en África y el World Energy Outlook (WEO) 2021 de la Agencia Internacional de la Energía (AIE)

por | Oct 18, 2021 | Blog, Noticias y Actualizaciones | 0 Comentarios

Esperanza en el cambio positivo

El 13 de octubre, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicó el World Energy Outlook (WEO) 2021. El WEO de este año supone un gran paso adelante en la ambición de la AIE, ya que han confirmado que el WEO incluirá un escenario destacado alineado con los 1,5ºC. Se trata de un fuerte llamamiento a la acción a los gobiernos e inversores antes de la COP26 para que pongan fin a la financiación y expansión de los combustibles fósiles ahora. A principios de mayo, la AIE declaró en su hoja de ruta «Net Zero by 2050» que no hay necesidad de invertir en nuevos suministros de combustibles fósiles en nuestra trayectoria «Net Zero». «Más allá de los proyectos ya comprometidos a partir de 2021, no hay nuevos yacimientos de petróleo y gas aprobados para su desarrollo en nuestro plan, y no se requieren nuevas minas de carbón o ampliaciones de minas».

Pero la exploración continúa en muchos países del continente africano (EACOP en Uganda y Tanzania, proyectos de GNL en Mozambique, petróleo en el delta del Okavango en Botsuana).

Como movimiento, apoyamos continuamente un diálogo constructivo con los actores religiosos, interconfesionales y laicos, excluyendo a aquellos que apuestan por los combustibles fósiles como su prioridad. 

Empresas mundiales como Total tienen mucho potencial para contribuir a que el mundo se transforme y reoriente los recursos disponibles hacia el desarrollo y el crecimiento de las energías renovables. Seguir adelante con nuevos proyectos como el EACOP es fundamentalmente contrario a esta transformación, bloqueando un mayor uso de combustibles fósiles y emisiones que la humanidad y nuestra casa común simplemente no pueden permitirse. El EACOP destruirá el potencial de África en materia de agricultura sostenible, turismo y una economía verde basada en los servicios de los ecosistemas y la biodiversidad. 

Basados en nuestros valores católicos y en la visión de la ecología integral de Laudato Si, nos mantenemos en nuestra posición. El proyecto EACOP debe detenerse, para cuidar la creación de Dios y proteger a los más vulnerables entre nosotros.

Antecedentes. 

Si se culmina, el EACOP será el oleoducto más largo del mundo. Tanto los lugares de extracción como el EACOP suponen graves y severos riesgos medioambientales y sociales para las zonas protegidas de fauna y flora, las fuentes de agua y las comunidades de toda Uganda y Tanzania. Amenaza una de las regiones con mayor diversidad ecológica y riqueza de vida silvestre del mundo. Abriría ecosistemas críticos, como el Parque Nacional de las Cataratas Murchison, a la extracción de petróleo, atravesando hábitats cruciales de elefantes, leones y chimpancés y 12 reservas forestales.

Violaciones de los derechos humanos de las comunidades (más de 100 000 personas) a lo largo de su recorrido. Más de 7.000 personas de 13 pueblos ya han perdido sus tierras en el distrito de Hoima, en la orilla oriental del lago Alberto, para dejar paso a las infraestructuras, incluido un aeropuerto para el transporte de equipos para los campos petrolíferos. Muchos de los desplazados viven ahora en casas de hormigón en un pueblo de reasentamiento. Se quejan de las condiciones de hacinamiento, las largas caminatas hasta sus nuevos campos y la falta de espacio para su ganado.

El último informe del IPCC (AR6) indica que el presupuesto de carbono restante para mantenerse dentro de 1,5°C es de 400.000 millones de toneladas de CO2. Las emisiones mundiales de CO2 son de unos 36.000 millones de toneladas al año, por lo que el presupuesto de 400.000 millones de toneladas sólo durará 11 años si no se realizan reducciones, es decir, hasta finales de 2030. Las operaciones de combustibles fósiles existentes superan con creces ese presupuesto de carbono, por lo que no es posible realizar nuevos proyectos (y muchos de los existentes deben cerrarse). De hecho, sólo el EACOP generará más de 34 millones de toneladas de emisiones de carbono al año. 

El World Energy Outlook de la AIE, publicado hoy, el 13 de octubre. En mayo de 2021, la AIE publicó «Net Zero in 2050: Una hoja de ruta para el sistema energético mundial», en el que la AIE, por primera vez, respaldaba los llamamientos para poner fin a la concesión de licencias y a la financiación de nuevas extracciones de combustibles fósiles. En el WEO de este año, la AIE redobla su análisis de 1,5°C, destacando el escenario de emisiones netas cero (NZE) como punto de referencia fundamental para informar a la COP26. El WEO2021 exige un aumento masivo de las energías limpias y el fin de la expansión y financiación de los combustibles fósiles más allá de los yacimientos y minas existentes.

En concreto, el WEO 2021 reitera que 1,5°C significa «no explorar combustibles fósiles» y «no crear nuevos yacimientos de petróleo y gas natural… más allá de los que ya se han aprobado para su desarrollo».  También indica que la construcción de plantas de carbón debe detenerse ahora, que las nuevas instalaciones de exportación de GNL son probablemente activos varados, que la inversión mundial en energía limpia debe triplicarse con creces para 2030 y que los países ricos deben descarbonizar completamente la electricidad para 2035. Siguen existiendo problemas importantes en este escenario, sobre todo en lo que respecta a la CAC y la bioenergía, pero, en general, es una gran victoria impulsada por el movimiento que busca que el escenario de 1,5 °C sea el escenario de referencia en el informe WEO de este año.

Esto llega después de varios años de campaña por parte de las organizaciones de la sociedad civil y otras entidades de todo el mundo. El mes pasado, 150 organizaciones de la sociedad civil, entre ellas el Movimiento Laudato Si’, escribieron a la AIE en la que instaban a la AIE a situar el escenario Net Zero para 2050 como escenario central en el próximo World Energy Outlook de 2021, así como en los futuros WEO y en todos los demás análisis de la AIE; y a reforzar el escenario Net Zero para 2050 reduciendo la excesiva dependencia de la captura y el almacenamiento de carbono (CCS), el gas fósil, la energía nuclear y la bioenergía.

El Movimiento Laudato Si’ forma parte de la coalición #STOPEACOP de más de 40 organizaciones que actúan juntas para detener el EACOP por la naturaleza, por las personas y por el clima. Más de un millón de personas han alzado ya su voz contra el EACOP, incluyendo el llamamiento de los obispos africanos para que se detenga la exploración de gas y petróleo en África, publicado el 24 de septiembre, el cardenal Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, y el arzobispo Jean-Marc Aveline de Marsella, que recientemente animó a todos los católicos a firmar la petición «Planeta sano, gente sana» en el Congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en Marsella. En septiembre, la MLS envió una carta abierta a la sede de la UICN en la que exigía que ésta hiciera una declaración pública y creara un grupo ad hoc sobre los etrolíferos de Tilenga/Kingfisher/EACOP. Blog de sensibilización en Le Monde, apoyado por publicado el 8 de octubre, firmado y apoyado por 12 personalidades y movimientos católicos y laicos. La MLS también participa en una acción en la gira de Total el lunes 18 de octubre.

«El calentamiento provocado por el enorme consumo de algunos países ricos repercute en las zonas más pobres del mundo, especialmente en África» (LS, 51). Un triste ejemplo: La actual hambruna provocada por el clima en Madagascar, con al menos 400.000 personas condenadas a la hambruna. 

El Informe del IPCC y la Doctrina Social Católica sobre esta cuestión son muy claros. Los enormes proyectos de «bomba de carbono» como EACOP/Tilenga (1.000 millones de barriles de petróleo) simplemente no son posibles si queremos tener una oportunidad de permanecer por debajo de 1,5°C de calentamiento. «El clamor de la tierra y el clamor de los pobres» no exigen menos. «El umbral de 1,5°C es un umbral moral«.

Los países africanos deben tener la misma oportunidad de crear, desarrollar y sostener una economía justa y no basada en los combustibles fósiles junto con los países de Europa y todo el Norte Global. 

Los países africanos no deben convertirse en lugares de último recurso para que la industria de los combustibles fósiles continúe con la exploración y extracción de los mismos y haga negocios como siempre por todos los medios. Reconocemos que debemos apoyar una visión para una economía sostenible e inclusiva en toda África Oriental y en todo el continente, y estamos deseando apoyar y aumentar las conexiones y la colaboración. Apreciamos los derechos de los ugandeses y tanzanos. El crecimiento económico y el desarrollo sostenibles sólo se lograrán si son impulsados por y para los ciudadanos de estos países. 

Apreciamos la aportación que la AIE ha hecho este año a su hoja de ruta Net Zero by 2050 (mayo de 2021) y al World Energy Outlook 2021 (octubre de 2021). Durante varios años, los inversores, los científicos del clima, la sociedad civil, los líderes empresariales y los gobiernos progresistas han instado a la AIE a alinear sus modelos climáticos con 1,5ºC. Esto se debe al impacto real que tiene la AIE al influir en billones de dólares en el gasto energético de gobiernos e inversores, ya que el informe estrella de la AIE, el WEO, influye en billones de dólares en la inversión energética de gobiernos e inversores. 

Pero hay que trabajar más en términos de poner fin a todas las inversiones existentes en combustibles fósiles y a la exploración de combustibles fósiles perjudiciales, junto con mantener a las corporaciones de combustibles fósiles responsables de sus promesas de cero neto, en su mayoría basadas en tecnologías de CAC (captura y almacenamiento de carbono) que o bien no existen o tienen un uso muy poco práctico. Sin un plan de acción concreto, un calendario y un conjunto de medidas específicas combinadas con el presupuesto para una transición, son una falsa solución a una crisis climática que no apoyamos. 

A partir de ahora tenemos que mantener todas las reservas de combustibles fósiles restantes bajo tierra para limitar el calentamiento a 1,5ºC.

El EACOP no es una inversión en todos los sectores enumerados, aunque se haya presentado bajo la apariencia de un gran beneficio para las economías locales.

Exigimos que se detenga el EACOP y seguiremos incidiendo proféticamente en un mundo libre de combustibles fósiles y abierto a la justicia social y climática.

Laudato Si’ Movement
Laudato Si’ Movement

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments