A la espera de la COP26, las instituciones religiosas están liderando el camino y mostrando al mundo que ahora es el momento de comprometerse con una acción significativa y a largo plazo por nuestra casa común.

Casi 70 instituciones religiosas que representan a cientos de millones de fieles en todo el mundo se han unido a la nueva iniciativa «Planes de fe a largo plazo» organizada por FaithInvest, la Red Internacional para la Conservación y la Religión y el Programa de Creencias y Valores del Fondo Mundial para la Naturaleza.

El proyecto se puso en marcha hace sólo unos meses, pero ya se han unido al programa más instituciones religiosas que las que lo hicieron hace 12 años en un programa similar.

Aquel proyecto ayudó a crear unos 60 planes a largo plazo y nuevas organizaciones y redes que siguen inspirando en la actualidad.

«Una cosa que todos los grupos creyentes comparten es la creencia de que no somos dueños de este planeta; somos custodios», dijo la Dra. Lorna Gold, Directora de Desarrollo del Movimiento para FaithInvest y Presidenta en funciones de la Junta Directiva del Movimiento Católico Mundial por el Clima.

«En la tradición católica, ciertamente el Papa Francisco ha despertado nuestra conciencia de esa responsabilidad a través de Laudato Si'».

FaithInvest y sus socios ven potencial para que docenas de grupos más se unan al proyecto este año, a medida que crece el impulso en todo el mundo para cuidar la creación a través de la reducción de las emisiones de carbono y la adopción de tecnología verde cada vez más asequible, incluyendo paneles solares y turbinas eólicas.

«Se trata realmente de que las voces de fe se unan y aumenten esa motivación», dijo Gold.

«En toda la población mundial, el 80% de las personas pertenecen a comunidades religiosas… si al menos la mitad de esos principales grupos religiosos se comprometieran de verdad en este propósito, estaríamos hablando de un porcentaje significativo de la población mundial».

El año 2021 está lleno de oportunidades para que instituciones y gobiernos se comprometan con el Cuidado de la Creación. En noviembre, se celebrará la COP26 en Glasgow.

Será la primera Conferencia de las Partes de la ONU que se celebrará después de que algunos países hayan presentado sus planes climáticos.

La reunión también será una oportunidad para que las naciones refuercen su objetivo de ayudar a limitar el aumento de la temperatura global a dos grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, como se estableció en el histórico Acuerdo Climático de París de 2015.

«Se trata de que los grupos religiosos se expresen públicamente y demuestren cómo van a… formar parte de ese enorme cambio global», dijo Gold.

«Después del COVID y de salir de la crisis de COVID, hay una verdadera oportunidad aquí para replantear la forma en que hacemos las cosas de manera que contribuyan al [cuidado de la creación]».

Recibe historias como esta en tu bandeja de entrada. ¡Únete al movimiento por el cuidado de la creación!

.

Para las instituciones católicas, los Planes de Fe a Largo Plazo coinciden con un proyecto liderado por el Vaticano para capacitar a las instituciones, comunidades y familias católicas en la aplicación de la Laudato Si’.

La iniciativa del Vaticano fue anunciada el pasado mes de mayo al inicio del Año Especial de Aniversario de la Laudato Si’, que celebra el quinto aniversario de la publicación de la encíclica. Una primera versión del programa estará disponible en mayo de este año.

Las instituciones católicas y religiosas están «asumiendo compromisos reales para un cambio real», dijo Pippa Arnold, organizadora de eventos de FaithInvest.

Arnold está dirigiendo una serie de seminarios web que guían a las instituciones a través del proceso de creación de un plan a largo plazo. Los planes constan de siete áreas clave, pero las instituciones pueden decidir en qué áreas quieren centrarse y durante cuánto tiempo, como cinco años o incluso 15 años, dijo Arnold.

«Realmente intentamos mantenerlo bastante abierto para que puedan centrarse en las áreas más importantes para ellos», dijo.

Gold añadió que FaithInvest y otros grupos están deseosos de ayudar a las instituciones a poner en práctica sus valores hoy.

«La clave… es mantenerlo simple y empezar, para ver en qué punto de este camino puede empezar tu comunidad de fe y contribuir y ser parte de este esfuerzo realmente apasionante para comprometer a todas las religiones a hacer lo que el Papa Francisco realmente nos ha dicho que tenemos que hacer, que es cuidar de nuestra casa común», dijo.

Se invita a las instituciones religiosas a visitar faithinvest.org/faith-long-term-plans para empezar hoy mismo.