Cuando el Movimiento Católico Mundial por el Clima se convirtió en el Movimiento Laudato Si’, los mensajes de felicitación de los líderes de la Iglesia, de los amigos de siempre y de los miembros del movimiento llegaron de todo el mundo.
No podemos agradecer suficientemente a las innumerables personas e instituciones que han ofrecido sus buenos deseos por sus amables palabras y mensajes motivadores. Gracias.
Durante el resto del año, destacaremos periódicamente estos mensajes inspiradores en este sitio web y en las redes sociales. Síguenos en Instagram, Instagram, Facebook, YouTube y Twitter para verlos todos.

—-

Decir el nuevo nombre del movimiento es decir una oración, dijo el cardenal Michael Czerny, subsecretario del sector para los migrantes del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, en un mensaje de felicitación para el Movimiento Laudato Si’.

«El MCMC solía tener una especie de nombre corporativo…. Pero a medida que ha crecido, su nombre ha madurado muy profundamente. Porque su nombre ahora no es una etiqueta corporativa; es una oración», dijo Czerny.

«Para el Movimiento Laudato Si’ nombrarse a sí mismo como una oración es decir la verdad de que no vamos a ser capaces de implementar la encíclica Laudato Si’, no vamos a ser capaces de cuidar nuestra casa común a menos que lo hagamos juntos, como nos enseña el Fratelli Tutti, pero también como personas completas, no sólo personas ambientales sino también personas espirituales.

«Así que cuando nombramos el movimiento ahora, cada vez que lo nombramos, estamos diciendo una oración: Laudato Si’. Alabado sea el Creador. Alabado sea el Creador. Que el Creador nos ayude a ser criaturas dignas, responsables y solidarias».

Puedes leer las palabras completas del Cardenal Czerny a continuación.

MIRA: El cardenal Czerny felicita al Movimiento Laudato Si’

El reverendo Joshtrom Isaac Kureethadam, jefe de la Oficina de Ecología y Creación del Vaticano, se unió al cardenal Czerny para expresar sus elogios por el nuevo nombre, junto con otros líderes de la Iglesia. El Movimiento Laudato Si’ está eternamente agradecido con todos los que han compartido sus buenos deseos.

«Qué hermoso nombre, Movimiento Laudato Si’, que revela su identidad, lo que son y su vocación, lo que deben ser», dijo el reverendo Kureethadam.

«Estaremos rezando para que se inspiren en la visión de Laudato Si’ para cuidar nuestra casa común, para escuchar el clamor de la Tierra y de los pobres, inflamados por el sentido de la justicia pero también por la teología y la espiritualidad de este Evangelio de la Creación a fin de construir juntos un nuevo orden económico, político de solidaridad y compasión.»

Puedes leer a continuación la intervención completa del reverendo Kureethadam.

MIRA: El reverendo Joshtrom Isaac Kureethadam felicita al Movimiento Laudato Si’

Texto completo del mensaje del Cardenal Czerny para el Movimiento Laudato Si’

«El Movimiento Laudato Si’, en primer lugar es un movimiento, como lo fue el MCMC. Y la palabra movimiento es muy importante para transmitir la idea de que no estamos tratando de construir algo estable; estamos tratando de ponernos en marcha. Estamos tratando de movernos. Intentamos llegar a algún sitio. Estamos intentando mejorar.

«A decir verdad, estamos tratando de sobrevivir, como familia humana y como hogar planetario. Así que el movimiento es muy importante.

«Pero el Movimiento Laudato Si’, o incluso su predecesor, no empezó ayer. Nació en el Vaticano II, y representa no sólo Laudato Si’, sino todo el movimiento, de nuevo decimos movimiento, del magisterio del Papa Francisco. 

«Evangelii Gaudium», «Laudato Si'», «Querida Amazonia» y «Fratelli Tutti». Y realmente espero y rezo para que todos los miembros y participantes y colegas del Movimiento Laudato Si’ se enriquezcan cada vez más con toda la gama de la enseñanza del Papa Francisco enraizada en el Vaticano II.

«Y también, y tal vez lo más grato, es que este cambio tiene un significado muy profundo. El MCMC solía tener una especie de nombre corporativo. Te decía, en palabras digamos un poco frías, lo que es, institucionalmente, lo que intenta hacer, institucionalmente.

«Pero a medida que ha madurado, su nombre ha madurado profundamente. Porque su nombre ahora no es una etiqueta corporativa; es una oración.

«Y que el Movimiento Laudato Si’ se nombre a sí mismo como una oración es decir la verdad de que no vamos a ser capaces de implementar la encíclica Laudato Si’, no vamos a ser capaces de cuidar nuestra casa común a menos que lo hagamos juntos, como nos enseña Fratelli Tutti, pero también como personas completas, no solo personas ambientales sino también personas espirituales.

«Así que cuando nombramos el movimiento ahora, cada vez que lo nombramos, estamos diciendo una oración: Laudato Si’. Alabado sea el Creador. Alabado sea el Creador. Que el Creador nos ayude a ser criaturas dignas, responsables y solidarias.

«Y en esta gran oración me gustaría unirme a ustedes en esta ocasión tan feliz. Movimiento Laudato Si’, Laudato Si'».

Texto completo del mensaje del Rev. Kureethadam para el Movimiento Laudato Si’

«Una cordial felicitación del sector de ecología del Dicasterio Vaticano para el Servicio del Desarrollo Humano Integral a toda la familia del MCMC al convertirse hoy en el Movimiento Laudato Si’.

«Qué hermoso nombre, Movimiento Laudato Si’, que revela su identidad, lo que son y su vocación, lo que deben ser», dijo el reverendo Kureethadam. Estaremos rezando para que se inspiren en la visión de Laudato Si’ para cuidar nuestra casa común, para escuchar el clamor de la Tierra y de los pobres, inflamados por el sentido de la justicia pero también por la teología y la espiritualidad de este Evangelio de la Creación a fin de construir juntos un nuevo orden económico, político de solidaridad y compasión.»

«Y para todo esto necesitamos ser un movimiento de personas, de comunidades e inspirado, dinamizado por el… Espíritu Santo de Dios. Así que les damos las gracias, los felicitamos, y también agradecemos a la Divina Providencia… que Dios haya suscitado el Movimiento Laudato Si’. Que siga floreciendo».

Más sobre el Movimiento Laudato Si’