¿Dónde se encuentra tu tesoro?

Únete al creciente movimiento de instituciones católicas e individuos que viven sus valores desinvirtiendo en combustibles fósiles.

la transición que se necesita, hacia energías limpias como la eólica y la solar, abandonando los combustibles fósiles, no tiene la velocidad necesaria. (LD, 55)

Desinvierte de combustibles fósiles

¡“Sabemos que las cosas pueden cambiar”! (Laudato Si’ 13)

¿Por qué debemos desinvertir de combustibles fósiles?

Un mundo que funciona con energía limpia, sana, sostenible y accesible para todos es posible. Se está construyendo cada día gracias a las crecientes inversiones en energías renovables. Se trata de una transformación entusiasmante que se está acelerando en todo el mundo.
Si seguimos invirtiendo en combustibles fósiles contaminantes y destructores del clima, este cambio necesario no podrá producirse. Y los pobres sufren primero y peor los impactos climáticos, mientras que todos estamos viendo los cambios en nuestra casa común, desde las inundaciones en Pakistán hasta un tifón en Alaska, pasando por un huracán sin precedentes que azota Puerto Rico y Florida, olas de calor, incendios forestales y mucho más.
Esta es la razón por la que los católicos y las personas de buena voluntad de todo el mundo están reinvirtiendo en combustibles fósiles y liderando esta transformación.

¿Mi institución perderá dinero con la desinversión?

Las instituciones católicas que tienen el privilegio de gestionar activos financieros suelen confiar en el rendimiento constante de los mismos. La buena noticia es que desinvertir de combustibles fósiles es una decisión financiera sensata y prudente. Los gestores de inversiones reconocen los riesgos crecientes de la inversión en combustibles fósiles. El creciente rechazo de los combustibles fósiles por parte de los gobiernos del mundo significa que los activos de combustibles fósiles quedarán varados, y estas inversiones están perdiendo valor. Por otro lado, los proyectos de energías renovables son rentables y muy necesarios.

¿Existen instituciones católicas que ya hayan desinvertido?

Consulte aquí la lista de instituciones que ya han desinvertido: contáctanos, y podremos ayudarte poniéndote en contacto con una de estas instituciones.
File isn't available

En concreto, ¿qué implica la desinversión?

Una vez que una institución sabe a qué industria no quiere seguir apoyando, la desinversión puede ser tan sencilla como escribir una lista de «selección negativa», es decir, una lista de empresas o tipos de empresas a las que no quiere estar vinculada, y hacer que sus gestores de activos externos sigan estas directrices.

Puede ser un poco más amplio y excluir a empresas expuestas a la industria de los combustibles fósiles, como instituciones financieras, compañías de seguros o industrias que trabajan estrechamente con empresas que desarrollan nuevos proyectos de combustibles fósiles.

Utiliza los siguientes ejemplos para empezar a pensar qué tiene sentido para tu institución:

La congregación X tiene un contrato con la empresa de gestión de activos GFT. Dependen de los rendimientos para financiar la jubilación de sus hermanas mayores. Su acuerdo actual implica que su cartera no puede incluir ningún tipo de activo relacionado con industrias vinculadas a la guerra y otras cuestiones sociales.

Negocian un nuevo acuerdo con una nueva exclusión: los combustibles fósiles. En dos años, su cartera estará libre de productos financieros relacionados con los combustibles fósiles.

La organización laica Y no trabaja con un gestor de activos: sólo posee un edificio y simples productos financieros gestionados por su banco, aparte de una cuenta corriente. Su banco es conocido por financiar nuevas centrales de carbón.
Cambian de banco por uno ético y se comprometen a no poseer en el futuro ningún activo relacionado con la industria de los combustibles fósiles.
La diócesis Z dispone de una gran cantidad de activos, gestionados por diferentes contratistas e internamente. Deseosos de alinearse con la doctrina social católica, se comprometen a desinvertir de la industria más contaminante y empiezan a trabajar en sus activos financieros internos.
Se ponen de acuerdo con sus gestores de activos y establecen un plazo claro. Al cabo de 3 años, abandonan a uno de sus gestores de activos, reacio a aplicar la nueva política.

RECURSOS: INVIERTE EN NUESTRO PLANETA

Recursos Católicos

Lee los argumentos católicos a favor de la desinversión en combustibles fósiles

Powerpoint slides